Amelia Clemens, Maestra de Reiki, y los Animales

Amelia Clemens, Maestra de Reiki.

Traducción: América Zamora, Maestra de Reiki

La Maestra de Reiki en animales, Amelia Clemens, da reiki a Rosie,el perro de  un niño de cuatro años de edad, raza  American Staffordshire Terrier en Polliwog Park en Manhattan Beach.  Fred Mertz estaba en las últimas. El  schnauzer macho  de 1 año de edad estaba demacrado y cubierto de llagas y con  ocho libras, que es la mitad de su peso normal.

Patricia Folgar lo encontró vagando por las calles de Van Nuys en noviembre pasado en busca de algo para comer. Ella lo acogió, y con la ayuda de la atención veterinaria y algunos “TLC” de Folgar, Fred pronto recuperó su salud física. Pero emocionalmente, él seguía siendo un desastre. 

“Yo nunca he tratado con un perro  tan herido antes antes”, dijo Folgar, un diseñador gráfico que ha ayudado perros durante muchos años y  a los voluntarios con los grupos de rescate de animales locales. “Si me agacho para acariciarlo, corre con miedo … Él había sido herido por tantos humanos y estaba sufriendo emocionalmente.” 

Amiga de Folgar –Amelia-  aprendió del estado emocional de Fred y se ofreció a dar Reiki al perro, una técnica de sanación japonesa que canaliza la energía vital universal para facilitar la capacidad de curación innatos del cuerpo. Amelia Clemens es una maestra de reiki  en animales, los  practicantes de Reiki colocan sus manos en o sobre el cuerpo para transferir energía y los bloqueos de energía dentro de un individuo. 

Después de sólo una sesión con Clemens, Fred fue cambió notablemente.

“Hubo un cambio en él”, dijo Folgar. “Más o menos al día siguiente, iba a oler las manos de nuestros vecinos. Su cola se empezó a mover más. Él era más juguetón con otros perros. Se ha convertido en un perro nuevo, de nuevo con vida. Antes  su espíritu estaba un poco quebrantado”. 

MAESTRO EN EL TRABAJO

Amelia Clemens, quien ha sido una practicante de reiki desde  el año 2006, dice que Reiki para los animales es más o menos el mismo que Reiki para los seres humanos. Sin embargo, el contacto físico no siempre ocurre con los animales, porque no son capaces de dar su consentimiento para recibir Reiki como los humanos.

Clemens respeta a los animales como seres superiores. Debido a que son intuitivos y se basan en sentidos de supervivencia instintivamente, los animales están  energéticamente más conectados que los seres humanos que tienden a quedar atrapados en la mente, dijo. 

“Reiki es el equilibrio natural de la energía y el ‘mal-estar'”, dijo Clemens que siempre deletrea la palabra con un guión en el medio para poner de relieve que las enfermedades representan  desequilibrios de energía que se pueden eliminar. “Reiki trabaja para equilibrar la energía, ya sea que se manifiesta como emocional, físico o mental.” 

En una tarde cálida de septiembre Clemens se reunió con  Rebecca Howard y su perro Rosie – de cuatro años de edad American Staffordshire Terrier, conocido coloquialmente como un pitbull – en Polliwog Park en Manhattan Beach. Howard, una diseñadora de vestuario para cine y televisión, rescató a Rosie de Angel City Pit Bulls, una organización de rescate del pitbull sin ánimo de lucro de Los Ángeles donde ambos Clemens y Howard son voluntarios. Cicatrices físicas de Rosie – oídos cosechados y una pata deformada – hablan de sus tres años perdidos, pero su calma y actitud amistosa dicen lo contrario. El trío se sentó en la hierba a la sombra, y Clemens comenzó primera sesión de reiki de Rosie. Clemens también practica “reiki a distancia”, en el que se envía el reiki a los animales sin estar físicamente próxima a ellos.

“Envié algunos reiki a Rosie ayer a través de Facebook”, dijo Clemens, acariciando suavemente la espalda de Rosie. 

Poco después, Rosie empezó a comer la hierba y tenía estornudos, jadeos y picazón.

“La parte de atrás de su cuello se puso muy caliente,” dijo Clemens y confirmó estas eran señales de la reacción de Rosie a  Reiki.

Los animales, como los seres humanos, tienen siete chakras, o centros de energía en el cuerpo. Clemens dice que el chakra raíz es la más importante en los animales y los seres humanos por su efecto de puesta a tierra. 

“Cada perro que he conocido ama en su chakra de la raíz”, dijo Clemens. El chakra de la raíz, de acuerdo con Clemens, es el centro de energía más importante para los seres humanos y los animales, ya que facilita la conexión a tierra. Años de inestabilidad, que viven en diferentes hogares y refugios, a menudo hacen que los perros se sienten inseguros. “Rosie parece gustarle detrás de su cuello, pero no en sus oídos,” agregó Clemens.

Clemens, de 37 años, trabajó como  una investigadora privada durante diez años antes de encontrar  Reiki como su vocación.

“Pasé por el año más duro de mi vida el año pasado,” dijo Clemens. Su madre fue diagnosticada con cáncer terminal y  estaba luchando con la depresión.

“Después de tomar la clase de Reiki animal, el mundo se abrió para mí”, dijo. “Empecé a sentirme mejor. Mi depresión desapareció. El voluntariado me da más alegría que cualquier cosa. Trajo mi curación, una calma que no había experimentado y que necesitaba muy profundamente”.

Clemens siempre ha amado a los animales, y después de terminar su entrenamiento reiki, decidió utilizar sus habilidades para ayudar a los animales. Ella completó su curso de nivel de nivel III de  Reiki este mes de marzo, convirtiéndose así en un maestro de reiki. Fundó Redondo Beach Reiki  el año pasado, que ofrece tratamientos de Reiki, clases y talleres en South Bay y West Los Angeles  a las mascotas y sus dueños. 

“Cuando estoy caminando en la calle, los perros se alejan de sus dueños para estar cerca de mí”, dijo Clemens. “Pueden reconocer la energía.”

Clemens no se opone a la medicina occidental; en cambio, promueve un balance de la medicina oriental y occidental, y cree que cualquiera puede “ayudar pero no reemplazar” al otro.

Otros practicantes de Reiki están de acuerdo. Kerri Draper, que ha estado practicando reiki en animales durante ocho años y está en   Huntington Beach Reiki, cree que Reiki se puede utilizar en combinación con la medicina occidental para aliviar y paliar a los que son enfermos crónicos. Su primer cliente fue un Husky  de un niño de 8 años de edad, que tenía cáncer de pulmón avanzado.

“No dejaba de poner su cuello en mi mano porque el cáncer se había extendido a su garganta,”  recordaba Draper.. “Él era incapaz de dormir y sufría mucho  dolor. Pero después de la primera sesión, que dormimos muy bien toda la noche. Fui todos los días durante una semana, y el reiki le dio  energía para tomar sus paseos finales y decir adiós a sus amigos. ” 

EL PROCESO DE REIKI

Los Practicantes de Reiki nunca obligan o tratan de controlar los flujos de energía. En su lugar, facilitan el movimiento y la transferencia de energía, actuando como  intermediarios para la energía. 

“Con reiki lo más importante está en la intención de hacer que la energía vaya donde más se necesita”, dijo Clemens. “Cuando doy reiki, no me gustaría centrarme en un área determinada. La energía siempre va a donde se necesita, y me gusta que los perros saben  donde se necesita”. 

Clemens, quien está estudiando para obtener una certificación en la naturopatía animal, espera compartir reiki animal con mayor número de personas posible. Su primera misión es enseñar reiki a las personas que trabajan con perros rescatados en centros de rescate de ejecución.

“Me encantaría formar a esas personas porque están en  la primera línea de los perros que más lo necesitan”, dijo Clemens. “También son personas que están trabajando en un ambiente emocional de alta tensión, y pueden utilizar el alivio del estrés y equilibrar así.”

Cada uno de los cinco principios de Reiki – Sólo por hoy, no te enfades; Sólo por hoy, no se preocupe; Sólo por hoy, ser agradecidos; Sólo por hoy, el trabajo duro; Sólo por hoy, ser amable con los demás – comenzar con la frase “Sólo por hoy”, lo que subraya la importancia de estar presente.

Porque los perros viven en el momento, Clemens dice, “reiki y los animales son un ajuste perfecto.”

“Los perros no juzgan”, dijo Clemens. “Ellos sólo saben lo que necesitan. Son totalmente incondicionales y agradecidos. Usted da amor al perro y respeto y él  le dará todo, incluso su vida “.

Cualquiera puede ser un maestro de reiki, incluso perros, que pueden sorprender a sus propietarios con su habilidad intuitiva para la curación. 

 “Bueno, [Rosie] ha sido un factor muy importante en mi vida desde el pasado año. A veces, cuando sólo necesito una siesta, ella sabe cuándo dormir un poco más cerca. [Perros] son ​​los sanadores reales “.

0 Comentarios

Contesta

WordPress Theme

Contacta con nosotros

No estamos por aquí en este momento. Pero puedes enviarnos un email, y te contestaremos lo más pronto posible.

Enviando

©2017 Página web creada por Salut i Creixement

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account

Ir a la barra de herramientas